Novena al Cristo

 




 

 

MODO DE HACER LA NOVENA.

 

Para conseguir el fruto debido es muy conveniente la meditación en la Pasión de Nuestro señor Jesucristo, con cuyo objeto se distribuye ésta en nueve pasos, que son: El beso de Judas.- La prisión del Huerto.- La vestidura de loco.- Los azotes.-  La coronación de espinas.- El Ecce Homo.- La sentencia de muerte.- La Cruz a cuestas.- Y el encuentro con su Santísima Madre.

 

Cada uno de ellos, por el orden con que están establecidos, será la materia de meditación en el día correspondiente; pues a este fin están dispuestas las oraciones propias del día.

Después de hecha la señal de la Santa Cruz, se dirá el acto de contrición y la primera oración, que son comunes a todos los días. Acabada ésta, se rezará a coro por tres veces el Padrenuestro, Avemaría y Gloria Patri.

Luego se hace una breve pausa para que cada uno, en silencio, pida al Señor lo que más conviene a su salvación eterna, y se dice la oración de cada día concluyendo con esta súplica:

 

Reconocida, sentida y adorada sea de todo el mundo la amarga Pasión de   Nuestro Señor Jesucristo y los dolores de su Santísima Madre y Señora. Amén.

 

Por último se rezarán los gozos con el versículo y oración.

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (Novena.doc)Novena.doc[ ]582 kB
Descargar este archivo (Novena.pdf)Novena.pdf[ ]132 kB