Templo parroquial

Los toques de campanas en Escalonilla.

Un jóven de nuestra parroquia y de nuestro pueblo, en concreto Carlos Jiménez Jiménez, ha estado investigando sobre los toques e historia de las campanas de la torre de nuestra parroquia, completando así el artículo que en otra ocasión publicaba el Padre Gonzalo  sobre los datos técnicos e históricos de nuestras campanas.

El Padre Gonzalo citaba que existe una inscripción frecuente en las campanas y que resume el sentido de sus sonidos: "Alabo al Dios verdadero, convoco al pueblo, congrego al clero. A los difuntos lloro, ahuyento el trueno, las fiestas embellezco.

A continuación se puede leer el artículo publicado por Carlos Jiménez Jiménez en el libro de las fiestas de este año 2017 y también disponible para descargar.

Restaurando

RESTAURANDO

Hay gente que piensa que una Parroquia, como edificio me refiero, es una institución que se conserva y se mantiene a lo largo de los siglos por obra y gracia de la “divina providencia”.

Escalonilla es una Parroquia rica en su abundante patrimonio artístico, pero algunas veces las cosas no son como aparentemente quieren algunos que sean.

INAUGURACIÓN DEL TEMPLO PARROQUIAL

invitacion1invitacion2

INAUGURACIÓN DE LA IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA MARIA MAGDALENA DE ESCALONILLA

ESTÁS INVITADO A PARTICIPAR EN TODOS LOS ACTOS CONMEMORATIVOS QUE SE HAN PREPARADO PARA ESTE EVENTO.

Virgen de los Dolores

¡GUAPA, GUAPA, GUAPA!

 

Dicho así puede parecer exagerado. Pues no lo es. Ha llegado restaurada a nuestra Parroquia la Virgen de los Dolores. Sólo es necesario comparar. Alomejor, admirar.

 

Para San Blás la cigüeña verás

 

“PARA SAN BLAS, LA CIGÜEÑA VERÁS”

 

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS


Eso Es lo que dice el refrán. Aunque ahora no todos los refranes valen porque hasta las cigüeñas son mas listas y se quedan para siempre o vienen antes, como es el caso.
Son pocas las personas que pueden ver un nido de cigüeña desde arriba. Desde esta perspectiva todos los ángulos son diferentes y las vistas incomprensiblemente normales. Pero hace falta una grúa.

 

Amanecía una mañana espléndida de esas del mes de enero. Vamos, que se anunciaba uno de esos días que parece que hasta va hacer calor. Yo dudaba si subiría o no. No tanto por mí sino porque los operarios me dejaran subir a esa altura. Algunos más estaban esperando que lo hiciera. Después de tomar algunas fotos de las tareas que realizaban pensé que sería difícil tener otra oportunidad de subir tan alto. ¿Cómo era Escalonilla desde esa altura?